Remarcando lo existente

“La volta catalana”

He estado un tiempo sin contaros nada en el blog ya que estábamos trabajando en un nuevo proyecto en Lleida, descubriendo y aprovechando lo existente, la volta catalana.

Pocas veces tenemos la oportunidad de recuperar construcciones que esconden tesoros como este, un trabajo centenario y hermoso, la volta catalana. Así que cundo empezamos los trabajos de derribo para la nueva sede de Cottet audio en Lleida, descubrimos un tesoro. Después de convencer a los clientes de que valía la pena incorporar este elemento al proyecto nos pusimos manos a la obra para encontrar a un buen profesional que solucionara la limpieza y reconstrucción.

El primer reto al que tuvimos que enfrontarnos fue encontrar piezas similares a las existentes para tapar el hueco exagerado que teníamos por el paso de una instalación del piso de encima de nuestro local. También tuvimos que buscar una solución para tapar los huecos que aparecieron al quitar los travesaños que servían antiguamente para sujetar el falso techo.

01_voltacatalanaTuvimos la gran suerte de que uno de nuestros operarios había desmontado hacía poco una nave antigua de la ciudad de Lleida i así conseguimos las piezas necesarias.

Para cerrar los huecos dejados por los travesaños, decidimos cortar piezas cuadradas para reproducir un ritmo en la estructura de la volta, no íbamos a conseguir disimular la reparación y como dijo un profesor en mis años de estudiante, “si tienes un grano tienes dos opciones, poner maquillaje (lo mejor posible) o pintarlo de rojo para que resalte”, en este caso opté por la segunda opción.

01_3_paret_reparadaUna vez reparada la volta Ángel, nuestro especialista de “neteges Meià”, se preparó con su traje de “bombero” para aplicar un arenado en la volta y también en una parte de la pared de tocho que queríamos dejar limpia.  La técnica del arenado consiste en proyectar a gran presión arena u otros productos para limpiar superficies. Esta técnica de la que saca el nombre su origen, tiene algunos inconvenientes, el primero es que la persona que lo aplica ha de ir muy protegida para no hacerse daño, la fuerza con la que se proyecta es enorme y por ello su traje de “bombero”. El segundo inconveniente es que en el espacio a arenar o chorrear, se produce una niebla “mucho más espesa que la de Londres” y por ello hay que intentar organizar una válvula de escape de polvo que no moleste a vecinos y paseantes. Muchas veces no es posible y tenemos a la “urbana” en la puerta del local intentando averiguar si vamos a asfixiar a alguien… ¡Pero el resultado vale la pena!

01_1_angel_preparatSuperados los nervios por los “daños colaterales”, descubrimos una preciosa volta catalana en estado puro. Al acabar el arenado, las superficies tienen un aspecto mate un poco apagado. Así que decidimos acabar nuestra reconstrucción aplicando un hidrofugante que protege la volta y el tocho y le da al conjunto un efecto mojado que embellece y resalta el resultado.

01_4_volta-i-paret-reparadaAplicando una iluminación puntal y proyectada conseguimos nuestro objetivo, aprovechar lo que el edificio original nos ofrecía, remarcar lo existente y visualizar la volta catalana.

01_6_projecte-acabatSi queréis ver el proyecto completo lo podréis encontrar en nuestro portfolio y si te apetece verlo en directo puedes pasarte por la casa de nuestro clientes donde Adriana i Iris estarán encantadas de atenderte.

La interiorista malabarist@

Leave a reply

No te pierdas ninguna novedad

Apúntate a nuestro boletín para estar siempre al día.