Diario de un viaje : aterrizaje Ámsterdam

Aeropuerto de BCN 4:45 de la mañana, por tercer año consecutivo unas cuantas mujeres inquietas nos encontramos para visitar un país Europeo y ver que se está “cociendo”. Muchas repetimos experiencia y otras vienen por primera vez. Aunque cada una tiene su propia expectativa para este viaje, todas compartimos las ganas de aprender y compartir.

Por segundo año consecutivo nos acompaña Laura, gran coach y mejor persona, que nos ayudará a reflexionar sobre lo que iremos viendo y cómo poder aplicarlo en nuestras empresas. Detrás de este viaje hay un largo camino de preparación de más de 6 meses de trabajo de las incansables Belén, Dolors, Esther y Cris (y también un poquito de mi parte), a todas ellas gracias por qué ha sido un viaje increíble.

Destino: Ámsterdam.

En este viaje tenemos concertadas citas con Microsoft, Pallas abogados y Achmea (una de las empresas más grandes de seguros de Holanda). A todas ellas les hemos enviado con antelación las preguntas sobre los temas que nos interesan. A parte también visitaremos algún museo y conoceremos a una red de mujeres como la nuestra que ya hace años que se auto gestionan, personalmente es la visita que más ilusión me hace ya que nosotras estamos empezando a caminar como red y ver cómo lo hacen ellas nos puede ayudar a decidir qué camino queremos seguir.

Llegamos a Ámsterdam a primera hora de la mañana, nos dirigimos desde el aeropuerto al hotel, cuando llegamos es demasiado pronto y todavía no podemos disponer de las habitaciones así que, dejamos las maletas y nos dirigimos hacia el Rijksmuseum. Todavía falta un ratito para entrar ya que tenemos las entradas compradas para una hora concreta de acceso, así que decidimos transformarnos en holandesas y almorzar como ellas a las 11:30 (de hecho hace muchas horas que andamos despiertas y yo estoy muerta de hambre…) Empezamos a jugar, reparto un sobre a cada una de las participantes y en él encontrarán con quien compartirán las habitaciones durante los próximos 3 días (la selección se ha hecho intentando que no se conocieran mucho y que pertenecieran a sectores diferentes). A la hora convenida nos dirigimos al museo y durante 1:30 campamos libres para ver lo que más nos interesa. Después nos volvemos a encontrar y Primera reflexión, todas hemos estado en la biblioteca y la hemos visto de colores diferentes, ¿por qué?

Día 0, aterrizaje para la innovación, Ámsterdam

Tarde libre, algunas decidimos ir a ver el museo Van Gohg, otras a dar una vuelta por los canales… por la noche nos encontramos para cenar y conectamos, todas estamos eufóricas porqué lo mejor de estos viajes es que todo el mundo está receptivo y con ganas de aprender al máximo.

Segundo día, hoy es el plato fuerte, a primera hora hemos quedado en Microsoft con Cris (ella es la persona que nos ha ayudado a materializar toda la agenda del viaje). Nada más llegar a las instalaciones se nos queda boca en forma de “O”, el espacio, el mobiliario, las personas, todo respira modernidad y profesionalidad. Durante más de dos horas nos explican cómo trabajan, cómo se organizan y cómo gestionan las redes sociales. Hacemos una visita por todas las instalaciones y después nos invitan a comer. Durante la comida nos acompañan personal de Microsoft que habla español, ¡es un buen momento para practicar! Tenemos una grata sorpresa cuando conocemos a Marc (holandés de padre y madre) que nos empieza a hablar en un catalán perfecto, todas “flipamos” porqué realmente no tienen ningún acento y parece nacido en Barcelona.

Después de comer nos dirigimos a Pallas, una empresa de abogados especializada en derecho laboral. Durante aproximadamente dos horas nos explican la diferencia entre las leyes y los derechos de los trabajadores entre Holanda y España. Aunque hay muchas diferencias la que más me llama la atención es la media de horas que trabaja la mayoría de las mujeres en Holanda, 12 horas semanales. Todo esto nos hace reflexionar sobre los pros y los contras de esta realidad. Después nos dirigimos a Magna Plaza, un centro comercial que antiguamente había sido el edificio de correos, MAGNÍFICO! Allí participaremos en un juego por equipos y… no puedo describir el divertidísimo rato que hemos pasado, todas estábamos eufóricas y los mismos dependientes de las tiendas han participado para ayudarnos a pasar las pruebas, trabajo en equipo, superación, liderazgo…

dia1, aterrizaje a la innovación, Ámsterdam

El día ha sido intenso y excitante y para cerrarlo nos dirigimos a un restaurante Holandés donde degustaremos la cocina típica del país. A Esther (holandesa afincada en Barcelona) le hace espacial ilusión que probemos la típica “salchicha”, ensalada, verduras y postres de su país natal. Pero antes de cenar volvemos a jugar, con los ojos tapados tenemos que describir el local donde estamos, ¡otra sorpresa lo que nuestra mente puede llegar a inventar! Suprema la cena! Y suprema la reflexión de todo lo que hemos visto y nos han explicado durante el día. Se hacen las valoraciones de la yincana y se procede a la entrega de premios, risas y complicidad entre los equipos y muy, muy buen rollo. Destrozadas pero felices nos vamos a dormir ya que mañana será el último día de trabajo y a las 7 de la mañana nos vendrá a buscar un autocar para llevarnos a Achmea.

Situada en una ciudad a 1:30 minutos de Ámsterda, Achmea (empresa de seguros) se enorgullece de ser, desde 1996, una empresa que trabaja de manera flexible y donde la conciliación de la mujer es una realidad. Después iremos a conocer la red de mujeres. Aunque estamos un poco “groguis”, durante el trayecto ponemos sobre la mesa todo lo que hemos viste y percibido en este viaje. Laura nos ayuda a reflexionar y a ver cómo podemos aplicar el máximo de cosas a nuestro negocio, el trabajo que hace nos enriquece y me quedo maravillada con la capacidad que tenemos todas para ver las cosas desde puntos de vista muy diferentes pero a la vez tan válidos. En Achmea nos acogen con la misma profesionalidad y voluntad de compartir que en Microsoft y Pallas y nos sorprende gratamente que las filosofías de estas empresas son similares, transparencia, escuchar activamente, flexibilidad, planificación, tecnología y una cosa que me queda grabada “Escucho y hago lo que mi cliente me pide”.

Después de pasearnos por toda la oficina nos despedimos y nos dirigimos a comer con algunas de las mujeres que forman la red “VOV”  (Vrouwen ontmoeten Vrouwen) que quiere decir Mujeres encuentran Mujeres, allí nos esperan Odet, Chérie, Tatty, Francisca, compartimos con ellas el almuerzo y nos explican cómo funcionan, cómo se auto financian y cuáles son sus objetivos. Nosotras les explicamos nuestra experiencia y nos animamos mutuamente a establecer relaciones de proximidad entre las dos redes, ¡todo un reto! Después nos despedimos de Cris y volvemos al autocar donde haremos la última reflexión y daremos por terminado el viaje.

Día 2, aterrzaje a la innovación Ámsterdam

Algunas vuelven a Barcelona hoy, otras nos quedamos un día o más para hacer un poco de turismo pero todas, todas, tenemos la cabeza y el corazón llenos de ideas e ilusión. Parce que llevamos juntas una eternidad, este viaje es tan intenso que no nos damos cuenta que nos encontramos el domingo y hoy es martes… Gracias Belén, Dolors, Carme, Àngels, Mirla, Yerani, Analía, Rosa, Mònica, Ma. José, Carmeta, Cote, Rosa, Esther, Núria, Esther V., Laura, Cris, gracias mujeres, gracias empresas, gracias a todos los que han formado parte de este viaje que me ha dado un año entero de energía para seguir creciendo.

Y el año que viene…

Silvia R.Mallafré

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No te pierdas ninguna novedad

Apúntate a nuestro boletín para estar siempre al día.